Neltume Centro

Resiliencia: 11 hábitos de personas resilientes

Por Juan Pablo Chávez

Psicólogo Clínico de Neltume Centro

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es un concepto que viene de la palabra “resilio”, que en latín significa “rebotar”. Se comenzó a usar en física para determinar la capacidad de un material de soportar un esfuerzo sin romperse y recuperar su forma inicial, cuando es doblado por una fuerza externa. La madera, por ejemplo, es un material resiliente que permite múltiples aplicaciones, como construir botes, arcos, sillas, mesas, puertas, herramientas, casas.
Luego, este concepto fue acuñado por el psiquiatra Michael Rutter en 1972, para nombrar esa capacidad del ser humano de soportar las adversidades y resultar fortalecidos.
Los primeros estudios que se hicieron al respecto, se enfocaron en personas que habían vivido situaciones límite: mujeres maltratadas, niños pobres sin hogar, personas que vivieron en campos de concentración. Aquellas personas que resistían esas condiciones y lograban seguir adelante sin rendirse, eran llamados resilientes.

La resiliencia se entiende como un proceso de adaptación exitoso ante los problemas que se nos presentan en la vida, ya sean traumas, amenazas, tragedias, desastres, situaciones significativamente estresantes, problemas en las relaciones personales, enfermedades o serios problemas de salud.

ALGUNOS EJEMPLOS DE PERSONAS RESILIENTES

Malala Yousafzai: bloguera,  universitaria, y conocida activista por los derechos civiles, especialmente por los de las mujeres de pakistán, donde el régimen talibán ha prohibido que las niñas asistan a las escuelas. A principios del 2019, cuando malala tenía entre 11 y 12 años, escribió un blog para la BBC de forma anónima, denunciando la situación. Producto de esto, un prestigioso periódico de Nueva York hizo un documental.
En octubre del 2012, ya conocida por su contribución en la denuncia de las violaciones a los derechos civiles, fue atacada por un talibán cuando iba en un vehículo que servía como autobús escolar. Ella y unas amigas resultaron heridas. Malala se llevó la peor parte: una bala impactó en el costado izquierdo de la frente y en su cuello. Después de más de 1 año de recuperación, una placa de titanio y un implante auditivo, Malala regresó a clases en una escuela en inglaterra.
Entre los años 2011 y 2014 ha sido homenajeada con más de 14 premios y nominaciones, entre ellos, recibió el Premio Nobel de la Paz 2014.

 

Malala Yousafzai

Stephen Hawking: El famoso físico teórico británico que desde joven fue diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa que no tiene cura y que produjo que perdiera la mayor parte del control muscular de su cuerpo. Fue desahuciado por la medicina, dándole pocos años de vida. Stephen no se conformó con eso, y continuó sus estudios en física, logrando convertirse en uno de los científicos más importantes y reconocidos a nivel mundial, por sus contribuciones en el campo de los agujeros negros. Desde una silla de ruedas, prácticamente inmóvil, y comunicándose a través de un aparato electrónico.

Stephen Hawking

Nick Vujicic: Orador motivacional, predicador cristiano evangélico y director de Life Without Limits (Vida sin límites). Nació sin extremidades, solo tiene una pequeña formación en el lado inferior izquierdo. Durante su infancia, fue molestado por sus compañeros de escuela debido a su condición, pasando por episodios de depresión. A los 8 años pensó en suicidarse. A los 10 años trató de ahogarse en una bañera.
Después de orar numerosas veces para que le crecieran brazos y piernas, se sintió agradecido por la vida que tenía y comprendió que lo que estaba viviendo era un reto único, y que su vida podía inspirar a otras personas a superar sus problemas.
A los 21 años se graduó en Contabilidad y Planificación financiera. A los escribió su primer libro “Sin brazos, sin piernas, sin preocupaciones!”.

Su vida ha sido inspiración para 2 películas y 5 libros. Ha participado en varias entrevistas, documentales y cortometrajes.

Nick Vujicic

Pero ¿Qué nos hace resilientes? ¿qué es lo que hacen, piensan o consideran las personas que logran resistir y seguir adelante ante la adversidad?

La resiliencia es algo que se aprende, no es una cualidad innata que venga predeterminada en nuestros genes, aunque si puede que hayan ciertas tendencia genética a tener un carácter más o menos resiliente. Se puede aprender y es algo que es posible desarrollar a lo largo de la vida.

Algunas personas han aprendido a ser resilientes porque han tenido padres o cuidadores, o personas cercanas que han sido un buen modelo a seguir, mientras que otras personas han ido encontrando el camino por sí solas. Todos podemos aprenderlo y eso nos va a obligar a cambiar ciertas creencias y hábitos que nos hacían obstáculo.

No hay personas resilientes que no hayan atravesado situaciones adversas. Es requisito, por así decirlo, para alcanzar ese grado de desarrollo.

¿En qué se caracteriza una persona resiliente?

Hábitos de las personas resilientes:

1. Son creativas: la persona que tiene una gran capacidad de resiliencia no se cierra a una sola forma de hacer las cosas. Son flexibles y creativos. Si se le quiebra un jarrón verá las formas para restaurarlo, y si se le hace imposible, entonces hará un mozaico o una obra de arte con los trozos. Del “desastre”, aprovecha lo valioso.

2.- Desarrollan la autoconfianza: Confían en sus propias capacidades y son conscientes de sus fortalezas y debilidades. Las personas resilientes confían en que pueden lograr los objetivos que se proponen, aunque también reconocen que es importante pedir ayuda cuando se la necesita.

3.- Se interesan en en el autoconocimiento: Las personas resilientes saben usar sus limitaciones y sus potencialidades a su favor. Son conscientes en qué fallan y cuales son sus habilidades o competencias que han logrado desarrollar. Logran plantearse metas realizables, considerando sus deseos, sus sueños, pero también los recursos que tienen disponibles.

4.- Asumen los obstáculos como portunidades de crecimiento: A lo largo de nuestras vidas podemos enfrentar muchas situaciones problemáticas, que nos pueden desmotivar, pero alguien que tiene un alto grado de resiliencia es capaz de mirar la situación como una oportunidad para ir más allá de lo que cree que es posible. Aprenden a quitarse las ideas limitantes, para entonces crecer internamente y transformarse. Confían en que esas situaciones son puntuales y que su futuro depende de la respuesta que dan ante eso que se les presenta.

5.- Meditan: las personas resilientes practican estar presentes en el aquí y ahora. No se dejan arrastrar por sus pensamientos melancólicos sobre el pasado o sobre el incierto futuro. Son capaces de poner límites internos y de experimentar las experiencias tal cual son, sin teñirlas con ideas o creencias. Disfrutan de la vida, del presente y conservan la capacidad de asombro ante las cosas simples.

6.- Usan el humor: Una de las características principales de alguien resiliente es su sentido del humor. Son capaces de decidir reirse de las situaciones adversas y bromear sobre sus problemas, sin que eso signifique minimizarlos o creer que no tienen que hacer algo al respecto. La risa les ayuda a mantenerse positivos, optimistas y enfocarse en las soluciones.

7.- Se apoyan en los demás: Las personas resilientes reconocen en las relaciones un gran valor, y no dudan en pedir ayuda a amigos, familiares, cercanos o profesionales cuando se encuentran frente a algún problema que los supera.

8.- Son persistentes en sus metas: Las personas resilientes no se rinden ante el primer obstáculo o dificultad que se les presenta en el camino, incluso si se encuentran en situaciones donde parece “imposible” seguir avanzando. Lo que los distingue es su perseverancia, su tenacidad y capacidad de lucha para seguir avanzando en su propósito. Aprovechan los problemas que se presentan como un trampolín para llegar más rápido.

9.- Son flexibles a los cambios: aunque las personas resilientes tienen claro qué es lo que quieren lograr, entienden que la forma para llegar a eso puede ser negociable. No se limitan a una sola forma de llegar a su destino, por el contrario, aceptan el cambio y se adaptan sin perder el sentido de lo que quieren generar.

10.- Trabajan en sus emociones: ante una situación adversa, algún problema, una crisis o tragedia, son capaces de aceptar que eso que ocurrió, no se puede cambiar. El pasado es pasado. Eso que ya ocurrió no se puede deshacer y no pierden el tiempo en negar o lamentarse por lo ocurrido, sino que deciden centrarse en cambiar sus emociones.

11.- Ven la vida con objetividad: las personas resilientes ejercitan el mirar sin juzgar. Se limitan a observar y a analizar las situaciones tal cual como se presentan, sin agregar interpretaciones, juicios y opiniones. Eso les permite mirar de una forma más clara y “limpia”, para así tomar decisiones más acertadas. Y aunque prefieren ver las cosas de manera objetiva, lo hacen desde la positividad, confiando en que existen formas de seguir avanzando.

El desarrollo de la resiliencia en nosotros mismos es algo que nos traerá muchos beneficios a la hora de enfrentarnos a nuevos desafíos, problemas o sitaciones adversas. Conocer en qué consiste ser alguien resiliente, nos permite usar eso para aplicarlo en nosotros mismos.

A una persona se le puede arrebatar todo menos la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias.

Viktor Frankl
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
No Comments

Post A Comment

Síndrome de Turner, teoría y testimonio

¿Qué es el Sindrome de turner? cuáles son las causas y consecuencias de presentar esta anomalía genética conocelas aquí, además de ser testigo del testimonio de nuestra fonoaudióloga como paciente de esta condición.

Read More »

El eneagrama: las 9 máscaras del ego

El Eneagrama es un sistema de clasificación de la personalidad que describe patrones sobre cómo las personas interpretan el mundo y manejan sus emociones. El Eneagrama describe nueve tipos diferentes de personalidad y ubica a cada uno de estos tipos en un diagrama de nueve puntas que ayuda a ilustrar cómo estos tipos de personalidad se relacionan entre sí. El nombre Eneagrama proviene del griego: Ennea significa nueve y Gramma significa trazo.

Read More »

7 CONSEJOS PARA SUPERAR EL MIEDO AL DENTISTA

 El miedo al dentista es más común de lo que parece. Este temor puede tener diversos orígenes, tales como, malas experiencias previas siendo niño o adulto, el tener conocimiento de una vivencia ajena negativa en el dentista, miedo a que el tratamiento duela, pánico a las agujas o a los sonidos y olores propios de la consulta dental. También influye la postura incómoda y el saber que debes mantener la boca abierta durante un largo periodo de tiempo, lo que sumado a la incertidumbre de no saber qué es lo que te van a hacer, aumenta los niveles de ansiedad con respecto al procedimiento dental, sin olvidar la carga de estrés que genera enfrentarse a saber el costo económico del tratamiento.   

Read More »

CLAVES PARA USAR LA CULPA A TU FAVOR

¿Por qué me siento culpable todo el tiempo? Según la psicología cognitiva la culpa se deriva de una serie de creencias que tenemos que nos conducen a ver la vida a través del lente de “provoco a los demás sufrimiento”. ¿Cómo adquirimos esas ideas tan negativas sobre nosotros mismos y el mundo?

En este blog encontrarás las claves para entender en su totalidad la Culpa; sus beneficios y trampas y cómo usarla a tu favor.

Read More »