Neltume Centro

Eneagrama de la personalidad: las 9 máscaras del ego

Por Juan Pablo Chávez

Psicólogo Clínico de Neltume Centro

¿Qué es el eneagrama ?

El Eneagrama es un sistema de clasificación de la personalidad que describe patrones sobre cómo las personas interpretan el mundo y manejan sus emociones. El Eneagrama describe nueve tipos diferentes de personalidad y ubica a cada uno de estos tipos en un diagrama de nueve puntas que ayuda a ilustrar cómo estos tipos de personalidad se relacionan entre sí. El nombre Eneagrama proviene del griego: Ennea significa nueve y Gramma significa trazo.

Historia

No se sabe con certeza el origen exacto del Eneagrama, aunque si sabemos que tiene una historia ecléctica que considera diferentes culturas. Algunos autores asumen que tiene raíces de la antigua Babilonia de hace unos 4.500 años, mientras que otros ubican el origen en la filosofía griega clásica hace unos 2.500 años. El modelo ha sido atribuido a la Cábala judía, al misticismo cristiano y al sufismo, una forma mística del Islam.

En lo que si hay certeza, es que el Eneagrama aplicado a la psicología es obra de autores contemporáneos. Georg Ivanovich Gurdjieff, un maestro místico y espiritual, presentó el modelo como un símbolo espiritual en la década de 1930, y llegó a las costas estadounidenses en la década de 1960.
En 1968 Oscar Ichazo, chamán y místico boliviano continúa el desarrollo de este modelo, fundando La Escuela Arica para transmitir ese conocimiento.

Durante esa década, el Chileno Claudio Naranjo emprende un viaje para recibir esta enseñanza, convirtiéndose luego en uno de los grandes referentes del Eneagrama y de la psicología transpersonal.

Claudio Naranjo

Según el Eneagrama, cada uno de los eneatipos de personalidad se define por una creencia central particular sobre cómo funciona el mundo. Esta creencia central da forma a la cosmovisión de una persona y la perspectiva a través de la cual ven el mundo y las personas que lo rodean. Nuestras creencias centrales no son necesariamente incorrectas, pero son limitantes. Identificar y comprender el tipo de Eneagrama en el que estamos y cómo este tiñe nuestras percepciones puede ayudarnos a hacernos conscientes, ampliar nuestra perspectiva y abordar las situaciones de maneras mucho más efectivas.

 

Conocer el tipo de Eneagrama de una persona nos ayuda a entender por qué se comportan de la manera en que lo hacen. En cada tipo de Eneagrama hay un conjunto de creencias centrales que los llevan a realizar ciertas acciones y guían en la toma de decisiones. Los comportamientos que parecen confusos o contradictorios pueden explicarse cuando entendemos el tipo de Eneagrama de una persona.

 

El Eneagrama también nos ayuda a comprender cómo reaccionan las personas al estrés. Al describir cómo cada eneatipo se adapta y responde a situaciones estresantes, el Eneagrama muestra oportunidades para el desarrollo personal y nos posibilita una base para la comprensión de los demás.

George Gurdjieff

La forma del eneagrama:

En Enneagram Institue explican la forma del eneagrama con la siguiente descripción:

“Dibuja un círculo y marca nueve puntos equidistantes en su circunferencia. Designe cada punto por un número del uno al nueve, con nueve en la parte superior, por simetría y por convención. Cada punto representa uno de los nueve tipos básicos de personalidad.

Los nueve puntos en la circunferencia también están conectados entre sí por las líneas internas del Eneagrama. Tenga en cuenta que los puntos Tres, Seis y Nueve forman un triángulo equilátero. Los seis puntos restantes están conectados en el siguiente orden: uno se conecta con cuatro, cuatro con dos, dos con ocho, ocho con cinco, cinco con siete y siete con uno. Estos seis puntos forman un hexagrama irregular.”

Esta descripción es superficial y no responde al por qué tiene esa forma y no otra. Para eso, hay que entender la ley del 7 y la ley del 3.
El círculo en el diagrama representa la totalidad, la unidad, universo que contiene todas las cosas.

La forma característica del eneagrama con los 6 números conectados, es el resultado de la ley del 7. Si se divide cualquier número que no sea divisible por 7, en alguna parte del resultado se encontrará la siguiente progresión numérica: “1428571”. Siempre.

El triángulo en el Eneagrama viene de la ley del 3. Si el 3 se suma así mismo: 3+3=6 | 6+3=9 | 9+3=12=1+2=3 | 12+3=15=1+5=6…. dará una progresión 3,6,9,3,6,9,3,6,9…

 

Los Eneatipos

 

Enneatipos con un centro Mental: 5, 6 y 7

Los Eneatipos mentales procesan de manera muy general los datos, las experiencias y, a veces, incluso las emociones, como una cuestión intelectual que se puede controlar a través de la mente. Se dedican a poner gran parte de su energía en pensar sobre ideas, opciones, posibles dificultades y estrategias. Se mantienen mentalmente activos y alertas para estar preparados para afrontar los problemas.

Eneatipo 5: El Observador tiene miedo del mundo exterior y sobre su capacidad para hacerle frente. Por lo tanto, enfrenta ese miedo apartándose del mundo. Los cincos se vuelven independientes, un tanto misteriosos. Son solitarios que usan sus mentes para acceder a la naturaleza del mundo. Los cincos esperan lograr comprender la realidad en sus propios términos, y así llegar a formar parte del mundo y participar en él, pero nunca sienten que saben lo suficiente como para participar con total confianza. En cambio, se involucran con mundos internos cada vez más complejos.
Lo que un 5 teme reconocer: “Necesito ayuda porque no soy tan autosuficiente como creía. Tengo emociones, me enojo y, a veces, podría sentirme realmente solo. ”

 

Eneatipo 6: El escéptico puede estar en el mundo o dentro de sí mismo o en ambos, y es probable que oscile constantemente entre los dos. Pero el escéptico siempre está monitoreando el ambiente para prepararse para lo que puedan necesitar controlar, en un esfuerzo por controlar lo que teme. Hay dos eneatipos seis, uno contrafóbico que se enfrenta a sus miedos para manejarlos y el fóbico, que huye de su miedo, moviéndose entre luchar o huir.
Lo que un 6 teme reconocer: “Tengo miedo y estoy preocupado todo el tiempo, pero proyecto ese miedo en el mundo para no sentirlo por dentro”. Mis proyecciones me persiguen! Realmente solo quiero estar tranquilo”.

 

Eneatipo 7: El entusiasta tiene miedo de su mundo interior. En los sietes hay sentimientos de dolor, pérdida, privación y ansiedad general que les gustarían mantener lo más alejado posible. Para afrontar estos sentimientos, los sietes mantienen sus mentes ocupadas imaginando posibilidades y opciones emocionantes, siempre y cuando tengan razones para hacerlo. En la medida de lo posible, intentan tomar todas las opciones que pueden y hacerlas. Por lo tanto, se pueden encontrar sietes muy activos, ocupados persiguiendo una experiencia tras otra y manteniéndose entretenidos y comprometidos con sus muchas ideas y actividades.

Lo que un 7 teme reconocer: “¿Qué es el miedo? Yo estoy bien, tengo una buena vida; no tengo problemas, estoy feliz; Estoy bien! … Dolor? cual dolor? no pasa nada!.

 

 

Enneatipos con un centro Emocional: 2, 3 y 4

Los eneatipos de centro emocional se centran esencialmente en la necesidad de relación y de amor. El sentirse querido y el querer. La pasión se dirige a las relaciones. Cuidar y ser cuidado, la amistad, el altruismo, la preocupación por los demás, todo ello es sobredimensionado. El amor es entronizado como sentido de vida. Sufren y aman, aman y sufren. Lo emocional nos mueve y gracias a ellos lo emocional mueve a los demás.

 

 

Eneatipo 2:  El Dador intentaa controlar su vergüenza haciendo que a otras personas les gusten y que se las consideren buenas personas. También quieren convencerse de que son buenas, que aman a las personas al enfocarse en sus sentimientos positivos hacia los demás mientras reprimen sus sentimientos negativos (como la ira y el resentimiento por no ser apreciados lo suficiente). Mientras los Dos puedan obtener respuestas emocionales positivas de los demás, se sienten queridos y pueden controlar los sentimientos de vergüenza.
Lo que un 2 teme reconocer: “Necesito tu aprobación y afirmación para sentirme bien conmigo mismo. Se me hace muy difícil valorarme. Puede que no sepa que tengo necesidades.

 

 

Eneatipo 3: El Triunfador intenta negar su vergüenza, y está potencialmente desconectados de los sentimientos que los hacen sentir insuficientes. Los tres aprenden a sobrellevar la vergüenza tratando de convertirse en lo que creen que es una persona valiosa y exitosa. Por lo tanto, los Tres aprenden a desempeñarse bien, a ser aceptables, incluso sobresalientes, y a menudo se ven impulsados implacablemente en su búsqueda del éxito como una forma de evitar sentimientos de vergüenza y miedo al fracaso.

Lo que un 3 teme reconocer: “Todo mi valor y lo importante que soy depende de mis riquezas, de lo que produzco en mi vida. ¿acaso no ves lo importante que soy? Tengo contactos, me relaciono con gente reconocida. Me siento conectado por lo que hago, no por quién soy. A veces me siento vacío, podría dormir durante un mes o sentarme y hacer nada. Creo que tengo que hacer cosas para que me quieran“.

 

Eneatipo 4: El individualista intenta controlar su vergüenza enfocándose en cuán únicos y especiales son sus talentos, sentimientos y características personales particulares. Los Cuatro resaltan su individualidad y creatividad como una forma de lidiar con sus sentimientos vergonzosos, aunque los Cuatro son el tipo más propenso a sucumbir a los sentimientos de insuficiencia. Los cuatros también manejan su vergüenza cultivando una vida de fantasía rica y romántica en la que no tienen que lidiar con lo que les parezca monótono o poco interesante.

Lo que un 4 teme reconocer: “No pertenezco; Algo falta. Si no puedo pertenecer al mundo, simplemente no perteneceré, y estaré por mi cuenta, a mi manera única y especial. No me mostraré, ni al mundo ni a mí mismo. A veces me pregunto si ser “especial” me mantiene aislado “.

 

 

Enneatipos con un centro instintivo: 8, 9 y 1

 

Eneatipo 8: El Retador expresa su ira y sus energías instintivas. En otras palabras, cuando los Ocho sienten que la ira se acumula en ellos, responden inmediatamente de alguna manera física, alzando la voz y moviéndose con más fuerza. Otros pueden ver claramente que los Ocho están enojados porque se permiten para expresar su enojo notoriamente. Tienden a hacer notar como se sienten donde quiera que estén. Poseer una gran energía Los ochos pueden ser combativos, protectores y desafiantes. La lujuria y el exceso son palabras a menudo asociadas con ochos. 
Lo que un 8 teme reconocer: “Soy poderoso y siempre lo he sido. La fuerza bruta manda. Puedo usarlos porque soy fuerte. Sal de mi camino o de lo contrario pagarás. Yo no sufro tontos… aunque eso no significa que no tenga un lado tierno. Puede que no sepas que tengo un lado amable, aunque tampoco te lo mostraré. Pero en realidad, necesito cariño.”

 

Eneatipo 9: El Pacificador niega su ira y sus energías instintivas como si dijeran: “¿Qué ira? Yo no me enojo”. Los Nueve son el tipo más desconectado de su ira y sus energías instintivas, a menudo sintiéndose amenazados por ellos. Por supuesto, los nueves se enojan como todos los demás eneatipos, pero tratan de mantenerse alejados de sus sentimientos más oscuros centrándose en las idealizaciones de sus relaciones y su mundo. Son agradables y buscan armonía y armonizar hasta el punto de que puede parecer que no tienen una posición personal sobre las cosas. Realmente no se dan cuenta que se enojan; y eso podría jugarles en contra.  Los nueves hacen sus planes de forma reservada. Planifican, y cuando están por concretar sus planes lo anuncian, para que no les interroguen, critiquen o juzguen lo que decidieron .
Lo que un 9 teme reconocer: “No quiero molestar, pero ¿podría ser el centro de atención esta vez? Me pueden considerar? Yo estaba pensando en algo totalmente diferente, no quiero hacer lo que dicen. Es muy interesante y todo, pero realmente no me interesa, me tienen harto con sus problemas, solo quiero estar tranquilo así que hagamos lo que se les plazca. Me da lo mismo con tal de estar en paz”.

 

Eneatipo 1: El Perfeccionista intenta controlar o reprimir su ira y energía instintiva. Sienten que deben mantenerse en control de sí mismos, especialmente de sus impulsos instintivos y sentimientos de ira en todo momento. Les gustaría dirigir estas energías de acuerdo con los dictados de su conciencia (superyó), que es la fuente de sus restricciones que se pone a sí mismo y a los demás.
Tiende a moverse en lo externo, en el mundo y cambiarlo aunque sea en algún aspecto. Aportar su granito de arena.
Lo que un 1 teme reconocer:  “¡Oye, eso está mal, tu estás mal! yo estoy tratando de de cambiar el mundo, en realidad, solo lo que me molesta del mundo! ¿Qué? que estoy enojado!? Dices que me veo enojado, pero en realidad no lo estoy! No me puedo permitir fallar o ser inapropiado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
No Comments

Post A Comment

Síndrome de Turner, teoría y testimonio

¿Qué es el Sindrome de turner? cuáles son las causas y consecuencias de presentar esta anomalía genética conocelas aquí, además de ser testigo del testimonio de nuestra fonoaudióloga como paciente de esta condición.

Read More »

El eneagrama: las 9 máscaras del ego

El Eneagrama es un sistema de clasificación de la personalidad que describe patrones sobre cómo las personas interpretan el mundo y manejan sus emociones. El Eneagrama describe nueve tipos diferentes de personalidad y ubica a cada uno de estos tipos en un diagrama de nueve puntas que ayuda a ilustrar cómo estos tipos de personalidad se relacionan entre sí. El nombre Eneagrama proviene del griego: Ennea significa nueve y Gramma significa trazo.

Read More »

7 CONSEJOS PARA SUPERAR EL MIEDO AL DENTISTA

 El miedo al dentista es más común de lo que parece. Este temor puede tener diversos orígenes, tales como, malas experiencias previas siendo niño o adulto, el tener conocimiento de una vivencia ajena negativa en el dentista, miedo a que el tratamiento duela, pánico a las agujas o a los sonidos y olores propios de la consulta dental. También influye la postura incómoda y el saber que debes mantener la boca abierta durante un largo periodo de tiempo, lo que sumado a la incertidumbre de no saber qué es lo que te van a hacer, aumenta los niveles de ansiedad con respecto al procedimiento dental, sin olvidar la carga de estrés que genera enfrentarse a saber el costo económico del tratamiento.   

Read More »

CLAVES PARA USAR LA CULPA A TU FAVOR

¿Por qué me siento culpable todo el tiempo? Según la psicología cognitiva la culpa se deriva de una serie de creencias que tenemos que nos conducen a ver la vida a través del lente de “provoco a los demás sufrimiento”. ¿Cómo adquirimos esas ideas tan negativas sobre nosotros mismos y el mundo?

En este blog encontrarás las claves para entender en su totalidad la Culpa; sus beneficios y trampas y cómo usarla a tu favor.

Read More »