Neltume Centro

Carbohidratos: La principal fuente de energía de nuestro cuerpo

CARBOHIDRATOS: LA PRINCIPAL FUENTE DE ENERGÍA DE NUESTRO CUERPO

 

 

¿Alguna vez has escuchado “no como carbohidratos porque me hacen engordar” o “estoy a dieta, chao carbohidratos!”? Muchas personas creen que solo por el hecho de consumir hidratos de carbono subirán de peso, ¿es esto verdad? ¿será saludable no consumirlos? ¡Vamos a averiguarlo!

Primero debes saber que los carbohidratos son un compuesto bioquímico formado por carbono, hidrógeno y oxígeno (de ahí su abreviación “CHO”), y aunque todos ellos comparten una misma estructura básica, existen diferentes tipos de carbohidratos.

Haz click aquí para aprender más sobre los Carbohidratos

Los monosacáridos son un carbohidrato simple porque se compone solo de una molécula de azúcar. En esta clasificación está la glucosa conocida también como dextrosa o azúcar de la uva (porque se encuentra en mayor cantidad en esta fruta); la fructosa también llamada levulosa y forma parte del azúcar de mesa (posee mayor poder endulzante que la glucosa); y la galactosa, componente del azúcar de la leche.

                 Los disacáridos son la unión de dos monosacáridos iguales o diferentes. En esta categoría está la sacarosa (glucosa + fructosa) que es el azúcar común obtenida de la betarraga azucarera y del azucar de caña; la maltosa (glucosa + glucosa) se encuentra en el grano germinado de la cebada, tiene utilidad en la fabricación de la cerveza y, tras sufrir un proceso de tostado, puede ser utilizada como sustituto del café (malta); la lactosa (glucosa + galactosa) es el azúcar presente en la leche.

Los oligosacáridos corresponden a la unión de 3 – 20 moléculas de monosacáridos. Algunos de ellos son la maltodextrina y frutooligosacáridos.

Los polisacáridos corresponde a la unión de 20 o más moléculas de monosacáridos (glucosa principalmente), los cuales cumplen funciones de almacenamiento de energía y estructural. Aquí encontramos el almidón, también conocido como fécula, formado por miles de unidades de glucosa, es una molécula propia de los vegetales ya que es la forma en que almacenan energía. Como polisacárido encontramos también el glucógeno, el cual se localiza en el hígado y músculos en grandes cantidades ya que es la reserva energética de nuestro organismo. El glucógeno del hígado se utiliza principalmente para mantener los niveles de glucosa en sangre, mientras que el glucógeno muscular es esencial para ser utilizado como energía en la contracción muscular durante el ejercicio, en especial cuando este es intenso y mantenido.

Los carbohidratos cumplen funciones esenciales para que nuestro organismo funcione en óptimas condiciones

Rosario Pastine

Los carbohidratos simples son aquellos que tienen una estructura más sencilla, suelen tener poco valor nutritivo si son productos refinados, por lo que se recomienda limitar su consumo a pequeñas cantidades, además son digeridos rápidamente por lo que aumenta el azúcar en sangre en un tiempo más corto y si la energía proporcionada no es utilizada, esta se almacena como grasa. En cambio, los carbohidratos complejos son aquellos, como su nombre lo indica, con una estructura más compleja, en su mayoría ricos en fibra, vitaminas y mineralesaportan energía durante un tiempo más prolongado, además por su compleja estructura, toman más tiempo en ser digeridos, de modo que no aumentan los niveles de azúcar en sangre tan rápido como lo hacen los carbohidratos simples.

 

¿Sabes qué tan importante son los hidratos de carbono?

 

Entre las diversas funciones que cumplen los carbohidratos, está su función energética, puesto que son la principal fuente de energía de nuestro organismo, aportando 4 kcal por gramo de cho consumido; cuando cubren las necesidades energéticas del cuerpo, una pequeña parte de carbohidratos se almacena en el hígado y músculo en forma de glucógeno con la finalidad de reservar energía, el resto se transforma en grasa y se almacena en el organismo como tejido adiposo. Por otro lado, los carbohidratos participan en la regulación del metabolismo de las grasas, ya que cuando existe una ingestión insuficiente de cho, las grasas se metabolizan anormalmente acumulándose cuerpos cetónicos en el organismo, causando una condicion conocida como cetosis; de igual manera, si continua un escaso consumo de glúcidos, se utilizarán proteínas con fines energéticos, corriendo el riesgo de perder progresivamente masa muscular. Cabe destacar que los cho aportan fibra en la dieta, ayudando a la digestión y el transito lento en aquellas personas que padecen constipación o algún otro transtorno digestivo. Además contribuyen en el control de la glicemia y colesterol.

 

De lo anterior resulta importante cuestionar… ¿Será entonces necesario dejar de consumir carbohidratos para perder peso? ¿Será esta conducta popular saludable? ¡La verdad… NO LO ES! Como ahora ya sabes los carbohidratos cumplen funciones esenciales para que nuestro organismo funcione en óptimas condiciones, no debes dejar de consumirlos, sobre todo si lo que buscas es perder peso, sólo debes consumir lo que necesitas, preferir carbohidratos complejos y mantener tu cuerpo en constante actividad.

 

Rosario Pastine Bueno

Nutricionista Clínica y Deportiva

ISAK Nivel I

No Comments

Post A Comment